Google+ Followers

9 jul. 2008

Si no vas, tú te lo pierdes

A menudo nos quejamos de la falta de actividades culturales; en realidad tendría que decir "oigo quejarse", pues de lo que yo me quejo es de la falta de recursos para organizarlas.
Sin embargo, a poco que miremos, es dificil no encontrar una exposición, conferencia, presentación, charla coloquio, mesa redonda, cursillo, y una larga lista de denominaciones aplicables a las actividades culturales. ...¿qué falla entonces?
Creo que falla la difusión de actividades, y, en algunos casos, la coordinación de programación de las mismas. Por supuesto que no todas las actividades son para todos, quiero decir que no tiene sentido pretender que todo el mundo acuda a todo, pues para los gustos están los colores, pero hay personas que tienen entre sus gustos una variedad muy amplia y se quejan de no poder acudir a una presentación porque les coincide con la obra de teatro (claro que esto puede ser acuciante en poblaciones donde el teatro y otras actividades son esporádicas), siendo además, por lo general, los que más hacer oir su disconformidad con los "entes programadores".
Abundando en el tema de difusión, es tal el bombardeo al que un ciudadano medio está sometido, que, de no contar con un canal selectivo, le resultará imposible establecer un nivel de prioridades medianamente satisfactorio, y, dado que pocos se pueden permitir la contratación de secretaria/o particular que sepa sus gustos y le reserve las entradas para los acontecimientos a los que desea acudir, el ciudadano consumidor de cultura (¿ccc?) está necesitado de un tipo de servicio intermediario que, conociendo su perfil, le haga llegar la publicidad de los eventos de forma personalizada, evitándole los que no sean de su interés pero ofreciéndole además opciones secundarias que le permitan ampliar su perfil de "consumo cultural".
Es un idea para que surjan nuevas empresas de documentalistas, supongo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario